MICROBIOLOGIA Y BACTERIOLOGÍA

Loading...

lunes, 30 de marzo de 2015

AUTOVACUNAS DE USO VETERINARIO.

La elaboración de autovacunas de uso veterinario está restringida sólo a un grupo de animales que pueden presentar una determinada enfermedad. La receta para esa vacuna la solicita el veterinario que lleva esos animales y únicamente se elabora para ellos. En otro caso , se realizaría la elaboración de vacunas que llevan estudios costosos y que las hacen las grandes compañías farmacéuticas.
Nosotros obtuvimos el registro como Centro Elaborador de Autovacunas de uso veterinario, para el cual se necesita una infraestructura y personal adecuados. También teníamos el de Comercial detallista de productos veterinarios.
En nuestro caso eran cepas bacterianas aisladas de animales estabulados, pertenecientes al antiguo género Pasteurella (ahora Mannheimia, Bibersteinia y Pasteurella ) que son anaerobias facultativas, también en queratoconjuntivitis producidas entre otros por Moraxella (Branhamella) ovis ( una antigua Neisseria que participa en el proceso), aerobia estricta. Por último se realizaron pruebas con un inmunomodulador basado en Propionibacterium acnes, agente implicado en el acné y un anaerobio estricto.
El primer paso es el aislamiento en cultivo puro de las cepas causantes del problema, al ser estabulados no nos interesaba atenuación o cepas vivas por el riesgo evidente  para los animales.
La elaboración fue siguiendo un crecimiento en caldo de cultivo, con o sin quelantes del hierro y hasta llegar a concentraciones de más de 100 millones de bacterias por ml. Se realizaban controles de concentración por diluciones seriadas, de pureza ( o control   C-1) y de esterilidad (C-2, este para ver que habían muerto todas las bacterias tras el tratamiento con formaldehido y la no presencia de contaminantes). El crecimiento se realizaba en botellas de 10 litros esterilizadas con el medio en el autoclave.
Una vez inactivadas, se podía añadir  o no hidróxido de aluminio como potenciador de la inmunidad.
Se necesitan al menos dos tratamientos para que la inmunización sea eficaz.
Las cepas obtenidas de patología propia de la granja eran liofilizadas y almacenadas para posteriores estudios, diferenciando en el caso de Pasteurellas, P.haemolytica, P.trehalosi y P.multocida.
Para su tipificación, se participó en un estudio de investigación sobre el Síndrome de pequeños rumiantes a nivel nacional, con una conocida empresa farmacéutica veterinaria, incluyendo análisis de presencia/ ausencia de Mycoplasma sp.
Las muestras recibidas eran pulmón y cerebro fundamentalmente, proporcionadas por el veterinario competente.